Carretillas TR explica la importancia de trabajar con maquinaria homologada en el sector de la logística


El uso de las carretillas en el sector de la logística y la industria está sujeto al cumplimiento de una normativa básica que tiene como finalidad garantizar el cumplimiento de la calidad, la prevención y la seguridad en el trabajo y del trabajador. Carretillas TR, desde su prolongada trayectoria en el sector, es plenamente consciente del deber de trabajar con una maquinaria homologada según la regulación y legislación vigente.

Tal y como marca la ley, cualquier tipo de carretilla certificada para su uso en Europa debe incluir dos documentos sobre el producto: un certificado de la CE y un manual de instrucciones para el operario. Estos documentos deben estar escritos en castellano, en el caso de España. La ley también exige que la identificación, las placas de capacidades, los rótulos y los avisos deben estar escritos en el idioma del país.

Carretillas TR siempre ha tenido el compromiso de mantener toda su maquinaria homologada. El cumplimiento normativo establecido por la legislación es una condición innegociable en el sector de la logística. A parte de la conformidad legal, la homologación cumple, también, una función esencial de cara al trabajador, pues garantiza que pueda realizar sus tareas con completa seguridad y confianza; este es un factor importantísimo para Carretillas TR.

Formación de CarretillerosUna de las principales apuestas de Carretillas TR ha sido la formación de carretilleros. El 7% de los accidentes durante la manipulación interna son debidos a errores en la conducción. Los accidentes atentan contra la salud de los conductores, la integridad de las mercancías y afectan directamente a los costes de distribución.

Carretillas TR dispone de su propia empresa de formación “Carry Up”, que ofrece cursos cuyo objetivo es mentalizar al conductor de que en sus manos tiene una herramienta de trabajo homologada que hay que cuidar, mimar y tratar con respeto y profesionalidad. Estas formaciones están pensadas para mejorar la organización dentro del propio almacén, rentabilizar el uso de las carretillas y garantizar la seguridad de los operarios.